jueves, 18 de diciembre de 2008

Grandes Viajeros, Antoni de Montserrat

Antoni de Montserrat fue un sacerdote catalán que le fue encomendada la misión de integrarse a una embajada que debía presentarse a la corte del rey Mogol Akbar, con el encargo específico de registrar todo lo que ocurriera durante el viaje. La presencia de los sacerdotes había sido pedida expresamente por el mismo rey, cosa que los jesuitas lo malinterpretaron como la voluntad de éste de abrazar la fe cristiana, lo que, en ningún caso, fue contemplado por el monarca. De esta manera, el 13 de diciembre de 1579, Antonio de Montserrat, junto a los también jesuitas Rodolfo Acquaviva y Francisco Henríquez, acompañados por un intérprete y un embajador de Akbar, partiendo de Daman en dirección a la capital del Imperio Mogol.

Montserrat aprovechó su estancia para instruir a la lengua persa y acabó ganándose la confianza de Akbar, como lo demuestra el hecho de que fue nombrado tutor de su hijo.

Al cabo de un año, en el norte, estalló una revuelta encabezada por un hermanastro del rey, que tenía el apoyo de algunos caudillos afganos. A petición de Akbar, Montserrat se incorporó a la expedición militar y la acompañó durante toda la campaña, que duró todo el 1581. Este viaje permitió al jesuita tomar contacto con buena parte de los territorios del Imperio, pudiendo visitar Delhi, el Himalaya, Himachal Pradesh, Cachemira, Punjab y Tíbet hasta Afganistán. El fin del conflicto coincidió con el regreso de la embajada en Goa, una vez los jesuitas constatar la nula la voluntad del monarca de convertirse al cristianismo. De esta manera, en septiembre de 1582 llegaron a la colonia portuguesa donde, durante seis años, Montserrat trabajó sobre sus notas con la intención de lograr una obra más compleja y detallada. Esta obra constaba de cuatro manuscritos, de los cuales solo uno se conserva en la actualidad, el Mongolicae Legationis Commentarius, en referencia a su estancia en la corte del Gran Mongol.



El emperador Akbar fue el último gran conquistador Mongol, era nieto de Babur y descendía de los Timúridas (Emir Timur) y de los Chagatai (familia del segundo hijo de Genghis Khan). Sento las bases del imperio Mogol que llegaría a tener hasta 4 miliones de km² en el subcontinente indio. La palabra "mogol" es una versión indo-aria de la palabra "Mongol". Este Imperio (que dominó la India entre principios del siglo XVI a mediados del siglo XIX) no se debe confundir con el Imperio mongol (que dominó toda Asia entre el siglo XIII y el XIV).


Enlaces de interés:

Embajador a la corte del Gran Mongol: Libro que presenta la obra literaria y cartográfica de Antoni de Montserrat

El último Mogol: Un retrato de la personalidad de Dalhi Zafar, la historia de los últimos días de la capital del gran Mogol y su destrucción final durante la catastrofe de 1857.