martes, 16 de septiembre de 2008

El Crucero Amarillo

Después del impacto positivo logrado por las expediciones financiadas por André Citroën en África, este decide confiar en Georges Marie Haardt para cubrir en automóvil la ruta desde Beirut hasta Pekín y así emular la legendaria Ruta de la Seda. El proyecto es llamado "el crucero amarillo" y es financiado por André Citroën y National Geographic, un proyecto que llevaría varios años de preparación y de prospecciones.



La expedición estaba dividida en dos grupos para tener más posibilidades éxito: uno saldrá de Beirut para intentar la escalada del Himalaya (grupo Pamir) y el otro, partiendo de Tien Tsin, vendrá a su encuentro (grupo Chino). Después de muchos imprevistos y preocupaciones políticas, además de grandes vicisitudes, el grupo Pamir, integrado por 24 personas y equipado con 6 Citroën Kegresse P17, especialmente adaptados para los grandes fríos, llega a Aksou el 8 de octubre de 1931. El grupo Chino, al que se unió el padre Teilhard de Chardin, les espera allí desde hace algunos días. Ambos grupos juntos retoman el viaje a Pekín, a donde llegan el 12 de febrero de 1932. El personal diplomático les da una bienvenida grandiosa.

Una de las principales atracciones de la epopeya fue el modelo de automóvil utilizado. El Citroën Kegresse era propulsado por un motor Citroën de cuatro cilindros y 1628 cc., contaba con tres marchas adelante y dos hacia atrás más una reductora, y ofrecía una potencia de 30 CV., lo que unido a un peso de casi 2.000 kg., le permitía alcanzar una velocidad máxima de 40 km/h. La propulsión era a través de la oruga trasera y un detalle curioso es el rodillo delantero, que le servía para lograr superar las pendientes más inverosímiles. Sin duda un autentico pionero de los actuales todo-terreno.

Enlaces de interés:

IMDB: Información del documental, el Crucero Amarillo.

Youtube: Pequeño extracto del documental.


1 comentarios:

Enric dijo...

Habrá que ver el documental! e incluso bajarlo!

saludos oli!

Enric