domingo, 13 de septiembre de 2009

¿Dónde vas con mantón de Manila?

Aunque su origen se encuentra en China, es la capital de Filipinas, antigua colonia española, la que le ha dado nombre. En el siglo XVI era un hecho consumado la decadencia de la ruta de la seda ante las nuevas rutas comerciales. En la época imperial española el comercio marítimo se concreta en varias rutas: Una de ellas era la ruta de Manila (Filipinas) a Veracruz (México) y del continente americano a Sevilla (España). A la capital Filipina llegaban desde varios puntos de oriente los codiciados productos deseados en Europa. Así, entre sacos de especias y otros productos llegarían los primeros mantones.

Con el éxito del nuevo producto, en poco tiempo, las decoraciones chinas de los mantones fueron sustituidas por motivos autóctonos; desaparecieron los dragones, el bambú y las pagodas y aparecieron rosetones y pájaros, rosas, claveles y otras flores, cada una con su significado (lirio: pureza; margarita: impaciencia; rosa: secreto; girasol: fidelidad…). También fue en España donde se le añadieron los flecos.

El mantón de Manila se convirtió en una prenda habitual del vestido femenino, sobre todo en Sevilla, tanto entre las mujeres pudientes de la alta sociedad como entre las clases populares. La moda pasó y el mantón dejó de ser vestido cotidiano, pero quedó asociado al vestuario flamenco, sobre todo de bailaora.

Fuentes: Wikipedia,


Enlaces de Interés:

Youtube: Extracto de la película "La Verbena de la Paloma"